Publicado: 18 de Agosto de 2015

Expertos de la universidad de Sevilla y del Hospital Virgen del Rocío, han demostrado que la ansiedad generada antes de someterse a una exodoncia del tercer molar influye notablemente en la recuperación posoperatoria del paciente.

La ansiedad forma parte de la condición humana y sirve para afrontar situaciones de peligro o riesgo. Sin embargo, cuando es demasiado intensa, se convierte en una fuente de sufrimiento que es necesario controlar.

Los investigadores  han detectado además, que cuando el odontólogo le ofrece la información preoperatoria al paciente de manera oral y se le explica la intervención de manera dialogada,  y no sólo con la hoja informativa de consentimiento que debe de firmar, el paciente se siente más relajado y se reduce su nivel de ansiedad.

La investigación sirvió para comprobar que la ansiedad influye en el dolor que percibe el paciente durante el posoperatorio en cirugía bucal y en la toma de analgésicos,  aunque no parece que tenga efectos en la percepción de inflamación durante el mismo periodo.