Publicado: 5 de Junio de 2015

Dientes temporales o de leche 

La dentición temporal consta de 20 dientes, diez en cada arcada (o lo que es lo mismo 5 en cada cuadrante).

Tenemos:

 2 incisivos centrales superiores e inferiores

 2 incisivos laterales superiores e inferiores

 2 caninos superiores e inferiores

 2 primeros molares temporales superiores e inferiores

 2 segundos molares temporales superiores e inferiores.

La cronología normal de erupción de los dientes temporales sería la siguiente: 

Incisivo central: 6-7 meses (inferior)7 meses (superior) 

Incisivo lateral: 7-8 meses (inferior) 8 meses (superior) 

Canino: 16-20 meses

Primer molar temporal: 12-16 meses

Segundo molar temporal: 21-30 meses. 

Es importante destacar que los dientes temporales son más pequeños, más achatados y más blancos que los dientes definitivos (es una de los motivos más frecuentes de consulta de padres preocupados).

Los dientes temporales no sólo cumplen una función masticatoria, sino también estética (influye en el desarrollo correcto de la autoestima del niño) y fonética (la correcta pronunciación de algunos fonemas puede alterarse en caso de alteración de dientes temporales).

Tengamos en cuenta que la caries infantil puede ser causa de aparición de dolor en el niño (en la mayoría de veces pasa desapercibido). Asimismo un proceso infeccioso de larga evolución en un diente temporal puede llegar a afectar el germen del diente definitivo.

Es importante la corrección de los malos hábitos a esta edad. La succión del pulgar, tan frecuente en el lactante, es una de las principales causas de maloclusión.

El uso  del chupete también debería erradicarse al finalizar el primer año de vida.

Impregnar el chupete en miel, azúcar, leche condensada etc.… para tranquilizar al bebe, tiene consecuencias cariogenicas.

Se debe fomentar el cepillado dental, con cepillo suave y pequeño, preferiblemente por la noche, para fomentar el hábito.